Cómo saber si sufres de hongos en los pies?

No cabe ninguna duda que los pies son el objetivo perfecto de los hongos que provocan infecciones en la piel, más que nada cuando mantienes esta parte del cuerpo dentro de un ambiente que está previamente y ha contaminado con algún tipo de bacterias o bien se trata de algún ambiente húmedo y caluroso.

Normalmente si llegan a estos casos extremos donde el dolor en esta zona del cuerpo normalmente se produce porque hay algún tipo de descuido dentro de la higiene de esta zona, por eso es muy importante tener ciertos hábitos de salud muy fuertes y a su vez seguir ciertas recomendaciones como las indicadas en el siguiente libro: https://hongos10.com/infecciones-por-hongos-no-mas-pdf/

La severidad de que puede darse depende en su mayoría de las condiciones de cada persona ya que en la mayoría de los casos suelen presentarse de forma totalmente esporádica y se puede combatir perfectamente con cualquier tipo de remedios naturales. No se trata de un problema de salud que se pueda considerar como grave pero en el caso de no tratarse correctamente sí que puede debilitar de forma muy intensa el sistema inmune.

Cuáles son los tipos de hongos en los pies?

Se tratan de unas infecciones que se desarrollan a través de diferentes bacterias y microorganismos que ya existen previamente en la piel pero por algún tipo de desequilibrio se extienden por toda la parte de la planta y de las uñas de los pies. Sus síntomas pueden ser varios, desde grietas en los pies, sensaciones de ardores y comezones, un exceso de sequedad en toda la zona de la planta delos pies, y un olor muy fuerte.

La forma más común de encontrarse con este tipo de infecciones micoticas es el llamado pie de atleta también conocida como tiña podal, y se trata de una infección que resulta muy común debido a que se puede propagar muy fácilmente pero si se detecta a tiempo es muy fácil de curar con cualquier tipo de remedio casero. Normalmente las personas que realizan mucho deporte constantemente así como los atletas donde mantiene una sudoración constante y un calor elevado dentro de sus zapatos lo promueven para el crecimiento del hongo Candida albicans.

No obstante cualquier otra persona así no realice ningún tipo de deporte se puede tomar cualquier tipo de medida para que esto no pueda ocurrir en ningún momento. Y una de las medidas más importantes es la de utilizar calzados amplios en el cual no haya oportunidad de que se acumule el calor y la humedad así evitamos estas pequeñas grietas que se suelen dar en la planta de los dedos y del pie como tal.

Otra forma muy común de este tipo de infecciones provocadas por un gas es la llamada piña en la uña, también se la conoce con el nombre de onicomicosis, y se trata de una infección fúngica que se puede desarrollar de manera muy sencilla a lo largo de los pies de cualquier persona no necesariamente de deportistas. Aunque suele afectar en mayor medida a las manos normalmente por el uso de calzados incorrectos que favorecen mucho el calor también se pueden producir en los pies.

Sobrecimiento es muy común, no es tan común como el caso anterior que vimos, y tienes que prestar especial atención al color de las uñas de manera que suelen tornarse de un color amarillento, y es cuando debes levantar la voz de alarma. También puedes ver que se pueden presentar grietas o algunas manchas blancas a lo largo de todas las uñas y se suelen poner un poco duras normalmente en la zona del dedo gordo. También puede tender a deformarse totalmente dando la impresión de que la uña va a caer se va a quebrarse con total facilidad y hay también suele presentarse muy comúnmente un olor un poco fuerte.

Entre los remedios caseros que más se utilizan son el vinagre de manzana, el aceite de árbol de té, el bicarbonato de sodio, el ajo y el limón. Puedes consumir regularmente estos productos de manera que tu cuerpo pueda distribuirlos correctamente a través de la sangre, excepto en el caso del bicarbonato de sodio el cual es importante aplicarlo directamente sobre la parte afectada del cuerpo, en este caso serían los pies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *